Miércoles, 22 de Agosto de 2018
Un estudio internacional lo confirma: la cronicidad requiere contratar más enfermera

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por cuatro enfermeras del Servicio de Salud del Principado de Asturias, la realidad de que España cuente cada vez con más pacientes crónicos requiere aumentar las plantillas de enfermería. Así lo afirma la investigación que ha sido publicada por la última edición de el Journal of Healthcare Quality Research, publicado por El Sevier.

Es sabido por todos, que los sistemas sanitarios actuales se enfrentan día a día al reto de la asistencia a pacientes con enfermedades crónicas y que este tipo de pacientes ha crecido y no deja de crecer desde que contamos con una población envejecida. Por esta razón, un equipo de enfermeros ha desarrollado un estudio para comprobar si el aumento de los enfermos crónicos en España requiere que la Administración Pública se preocupe de contratar más enfermeras. No es la primera vez que una investigación científica determina que aumentar la carga de trabajo de las enfermeras es negativo para el sistema sanitario, en 2014 un estudio liderado por Linda Aiken esclarecía que un incremento en la carga de trabajo de enfermería incrementa hasta en un 7% el riesgo de mortalidad.

Los objetivos del estudio eran “evaluar el impacto a corto plazo de la cronicidad en las unidades de hospitalización y establecer un método que permita adecuar las presencias de enfermería a las cargas de trabajo, en relación con las necesidades de cuidados de los pacientes”, explican las enfermeras en el resumen publicado en El Sevier.

Para ello, se estudió la evolución de las cargas de trabajo de enfermería “asociadas a las necesidades de cuidados de los pacientes entre el 1 de julio de 2014 y el 30 de junio de 2016”, explican en el estudio. Los resultados hablaron por sí solos: en el periodo acotado se observó que se producía un cambio de las necesidades de cuidados de los pacientes que suponía un incremento de 1.396 horas de trabajo de enfermería anuales, lo que significaba aumentar la plantilla en tres enfermeras más. Además, se demostró que esta necesidad de contar con más enfermeras no estaba relacionada con un aumento de la actividad del hospital sino porque los pacientes cada vez eran más dependientes.