Inicio arrow Publicaciones arrow Diario Digital arrow La voz de la enfermería se escucha en la Asamblea Mundial de la Salud
Miércoles, 20 de Junio de 2018
La voz de la enfermería se escucha en la Asamblea Mundial de la Salud

El Consejo internacional de enfermeras (CIE) ha realizado una serie de intervenciones sobre puntos clave del orden del día en la 71ª Asamblea Mundial de la Salud (AMS) que comenzó el 21 de mayo de 2018 en Ginebra. El CIE ha liderado una delegación de enfermeras para garantizar la participación de la enfermería en todas las políticas en las que es necesario fortalecer y sostener el papel de la profesión. Para el CIE han sido de especial interés los siguientes puntos del orden del día: 11.1 13º Proyecto de 13º programa general de trabajo, 2019-2023: el CIE cree que la aportación de la enfermería es fundamental para el desarrollo y la implementación de todas las prioridades estratégicas del 13º PGT. 11.2 Preparación y respuesta en materia de salud pública: mejorar la preparación y la respuesta en este tema es de máxima importancia si consideramos el riesgo continuado de que se produzcan eventos de salud pública por peligros naturales o provocados por el ser humano como por ejemplo el cambio climático y los conflictos. 

Las enfermeras son fundamentales para la prevención, detección, evaluación y respuesta ante los eventos de salud pública y están en primera línea prestando cuidados tanto mientras se producen como después, dispensando cuidados agudos, coordinando la respuesta, gestionando la información y ofreciendo apoyo en términos de salud mental. El CIE cree que la OMS y los gobiernos se deben centrar en la planificación y la formación continuada del personal sanitario a más largo plazo como paso inicial para la construcción de sistemas de salud más resilientes. 11.4 Salud, medio ambiente y cambio climático: esta intervención se realiza conjuntamente con la Alianza mundial de las profesiones sanitarias (WHPA). Los mensajes clave del CIE son que no es posible generar resiliencia frente al cambio climático sin afrontar el abanico completo de determinantes sociales y medioambientales de la salud. El cambio climático provoca más inequidades en tema de salud para poblaciones que ya son vulnerables y se ha de abordar desde un planteamiento de derechos humanos. Es necesario invertir más en personal sanitario puesto que el impacto del cambio climático, junto con el envejecimiento de la población, seguirá incrementando la demanda de enfermeras y profesionales sanitarios bien formados. 11.7 Preparación para la tercera reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles, que se celebrará en 2018: el personal sanitario tiene que una enorme contribución que realizar en la promoción, la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles (ENT) y ha de ser una pieza central en cualquier estrategia al respecto. Hay más de 40 millones de profesionales sanitarios que pueden aportar su formación, habilidades y compromiso para esta finalidad y contribuir a cerrar la brecha entre las grandes ambiciones de las estrategias sobre las ENT y las acciones sobre el terreno para lograr resultados. 11.8 Preparación para la reunión de alto nivel de la Asamblea General para acabar con la tuberculosis: las enfermeras son los principales proveedores de cuidados clínicos para la tuberculosis en todo el mundo. En este sentido, los países han de desarrollar e introducir legislación, reglamentación y políticas que apoyen un uso óptimo del personal de enfermería de cara a la realización de los programas de tuberculosis y tuberculosis/VIH. Los profesionales sanitarios corren un elevado riesgo de padecer tuberculosis/tuberculosis multirresistente a los fármacos y, por tanto, el CIE insta a la OMS y a los gobiernos a centrarse más en la salud ocupacional al objeto de proteger a nuestro personal sanitario. 12.2 Actividad física para la salud: movilizar al personal de enfermería para abordar la prevención, el tratamiento y la gestión de las ENT es una forma poderosa de afrontar la creciente carga de enfermedad. Las enfermeras están impulsando la atención primaria y están bien posicionadas para promover la actividad física de forma integrada. 12.3 Estrategia mundial para la salud de la mujer, el niño y el adolescente (2016-2030): desarrollo de la primera infancia: los problemas de salud señalados en el informe están profundamente arraigados en el concepto de la salud como derecho humano. La salud de estos colectivos únicamente se puede mejorar defendiendo los derechos humanos. Las mujeres y las niñas siguen sufriendo numerosas violaciones de los derechos humanos en relación con el aborto, planificación familiar, mutilación genital femenina, agresiones sexuales, sexualidad, violencia interpersonal y desequilibrios de poder entre géneros. Las enfermeras trabajan para garantizar que las personas sean conscientes de sus derechos y para empoderarlas de manera que exijan que se respeten. 12.8 Fiebre reumática y cardiopatía reumática: la creciente alfabetización en salud y concienciación por parte de los profesionales sanitarios y los ciudadanos sobre la seguridad y la eficacia de la prevención primaria de la CR puede incrementar el diagnóstico temprano y contribuir a evitar la progresión de la enfermedad. 20.1 Plan de acción mundial sobre vacunas: es fundamental fortalecer los sistemas de salud para proporcionar suministros adecuados, así como una fuerza laboral compuesta por suficientes profesionales sanitarios bien formados al objeto de garantizar una administración de vacunas segura y eficaz junto con intervenciones básicas de salud sin interrupciones, en particular inmunización, incluso en tiempos de crisis. Los gobiernos deben garantizar la presencia de leyes, reglamentación y políticas que sostengan un uso óptimo de la fuerza laboral de enfermería para la realización de programas de inmunización. El CIE aboga porque todos los países garanticen la formación y preparación de enfermeras profesionales para proporcionar vacunas. Asimismo, el CIE se ha reunido con enfermeras que trabajan en otras ONG, así como con enfermeras de delegaciones de países miembros, con ocasión de una comida que ha brindado la oportunidad a todos de intercambiar y consultar sobre la profesión en relación con las políticas globales. El CIE ha facilitado informes a todas las enfermeras participantes, tanto a las de su propia delegación como a las que formaban parte de las delegaciones de sus países. Los informes contenían mensajes clave sobre temas de interés para debatir entre las enfermeras como por ejemplo: salud humana y biodiversidad; hoja de ruta sobre la contaminación del aíre; abordaje de la escasez mundial de medicamentos y vacunas y el acceso a ellos; estrategia mundial para la salud de la mujer, el niño y el adolescente; mejora del acceso a la tecnología de apoyo; uso adecuado de tecnologías digitales para la salud pública; nutrición de la madre, el lactante y el niño; e informes de progreso